domingo, 22 de abril de 2012

Con los pies en la tierra .

"La mayor suerte en la vida es el carácter" escribió Schopenhauer .
Viendo las imágenes de estos niños, pienso que otra de las grandes suertes de la vida es el lugar donde has nacido

Nuestros niños son muy afortunados pero tenemos que sacarlos al mundo y que sepan la suerte que tienen .
Solo si lo entienden de pequeños , harán algo de mayores .
Y que estas imágenes nos sirvan a nosotros para cuando nos pida un IPhone con una funda de Hello Kitty con purpurina nuestra niña a los 12 años ,
le peguemos un bufido y la mandemos al cuerno sin contemplaciones .
Cómo poco .
Y luego nos preguntemos què estamos haciendo mal .
Por qué lo estamos haciendo .




Las fotos de los niños no nuestros ( desgraciadamente) son de un fotógrafo maravilloso :
stevemccurry.wordpress.com
Las de los nuestros son de Pinterest .

15 comentarios:

  1. En casa decimos que la frustración fortalece el carácter, quieres algo, ahorra y que te cueste esfuerzo, solo así se valoran las cosas. Aprender a decir que no hace que seamos mejores padres, no peores.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. ¡Plas!¡Plas!¡Plas!
    Ya sabes lo que son

    ResponderEliminar
  3. Yo he crecido con la filosofía de Ángeles, podían dármelo todo y no lo hacían, ahora lo agradezco mil porque me han hecho como soy y me gusta.

    ResponderEliminar
  4. No sé que escribir... Llevas toda la razón del mundo.. A veces, a veces muy a menudo, necesitamos que nos lo recuerden. Gracias.

    ResponderEliminar
  5. Ni tanto ni tan poco, pero establecer el balanceo casi perfecto es tarea más que complicada.
    La carita de la nena de la foto 5 esssssss....... sin palabras!
    Buen domingo.

    ResponderEliminar
  6. Este tema tiene tela... marinera!
    Hipersesible a él que es una y una arenga exaltadísima es la que me pondría adar yo ahora!
    En las reuniones con padres, no me corto ni un pelo, con eltono y las palabras adecuadas, of course!, pero no me dejo nada en el tintero. Y con los chavales, en las horas de tutoría, tampoco!

    hay mucha tontería en esta sociedad, y mucho mirar a otro lado para evitar problemas, cuando, en realidad,lo que estamos haciendo es crearlos, aumentarlos...

    El otro día tuve yo una reunión muy larga con unos padres, con la consultora del centro,para intentar solucionar elproblema, grave, de uno de mis pupilos (un suplicio diario en clase, en las horas de comedor...), y cuando ves que ellos no se ponen de acuerdo, que lo que una acepta, ve y pide ayuda, y el otro lo niega (y de qué maneras)y patatín patatán... ayyyy!
    Y no sigo porque...

    estos niños, los "nuestros" y los "no nuestros", son el oro, los diamantes, el petróleo, la savia de nuestro planeta, el gérmen de un mundo nuevo... y qué estamos hacuiendo con ellos?
    No hay más que verlo, en estas fotos está claramente reflejado.
    es normal que unos niños pequeños parezcan adultos (caprichosos, déspotas...)?
    Es normal, que otros niños, no tengan mni el derecho a una sonrisa?
    NO, NO NO!

    Está claro: lo estamos haciendo garrafal!
    Y encima nosotros, la generación más "lista" y "progre"... jajajaja!

    La frustración ha de estar presente en nuestras vidas desde el principio. Como bien dice Ángeles, no por eso se les quiere menos, al revés, se les quiere más, mucho más, se les está enseñando a caminar por la vida, a saber manejarse, a canalizar esa frustración, a reflexionar, ser solidarios, generosos, "ambiciosos", buena gente, en definitiva!
    Todo el mundo nos merecemos ser feliz, poder sonreír, tener comida ennuestro plato todos los días, un techo bajo el que cobijarnos, una familia que nos quiera, aunque no implique que nos lleven de vacaciones a Disneylandia! Y derecho a poder aprender, descubrir...

    Joerrrr, me pongo enferma!
    Me has tocado la fibra, bien tocada,Cris!

    Besos más que agradecidos!
    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El sombrero me quito contigo Edurne .
      ¡Madre mía lo que tu verás!

      Eliminar
  7. Totalmente de acuerdo, a veces me da miedo el día de mañana traer un niño al mundo y no poder controlar estas situaciones, el consumismo que los rodeará... confío igualmente en que los mismos principios que me han inculcado nuestros padres podré pasárselos y que no sean materialistas y sean responsables con el mundo que les rodea...

    Un beso
    Vicky




    +++
    SORTEO DE LA TIENDA "Q2" POR EL 2do ANIVERSARIO DEL BLOG: DEJA TU MAIL Y LLEVATE UN VESTIDO DE FALDA VAPOROSA, UNA CAMISA CON CUELLO DE LENTEJUELAS O UNA CAMISETA DE ENCAJE
    ES MUY FACIL, TE ESPERO! PARTICIPA EN: www.misspersonalchopped.com
    +++

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. qué difícil es educar a los hijos...!

      Eliminar
  8. Totalmente de acuerdo contigo Cristina. Esperando a mi hija a la salida de la academia esta semana, pasaron delante mía 2 niñas de unos 8 años junto con la madre de una ellas y decía una niña a la otra: "tengo un Iphone!!! mi tío tiene muchos puntos y me lo ha regalado!!" Y yo me quedé con la boca abierta... sin comentarios.
    Mi hija mayor tiene 12 años y ya tiene varias amigas de su clase con Blackberry, increíble.. Darles todo a nuestros hijos sin esfuerzo no es hacerles ningún favor sino todo lo contrario...
    Bss

    ResponderEliminar
  9. Pues si.
    Que muchos parecen reyezuelos insufribles.
    Culpables los padres, los abuelos y resto de familia.

    ResponderEliminar
  10. No soporto a los niños travestidos de adultos. Ni viviendo ya de menosres de la belleza. Con lo bonitos que están llenos de churrtes, de arena, con las caritas lenas de chocolate, riéndose, haciendo piruetas... Qué difícilo criar niños felices y no transmitirles ni nuestros traumas ni querer hacer de ellos lo que no fuimos nosotros. Joe, piendo esto y casi me parece una insensatez procrear!!! jajajajaj.

    ResponderEliminar
  11. Nunca logro entender porque hay tanta desigualdad, yo agradezco vivir donde me toca o donde busqué y agradezco haber tenido los medios para cambiar de país a mejor, pero me indigna ver como ciertos gobernantes o gente con titulos nobles pasean su hipócrita vida,llena de lujos inútiles y frivolidades, mientras a su alrededor todos están tan necesitados, besos ana.

    ResponderEliminar
  12. Pues yo les recuerdos a mis hijos la suerte de no haber nacido en Teherán.
    Os imagináis!!!Yo siempre lo pienso.

    ResponderEliminar
  13. Yo además le diría a Schopenhauer que la suerte es que el carácter va cambiando con los años; porque nena, no sabes lo que me avergüenzo yo de haber torturado tanto a los míos...

    Pero a parte de todo eso; alguien se ha parado a pensar que si todos pusiéramos empeño en ello, el mundo sería totalmente diferente???
    Vale, vale, soy una idealista insoportable...

    Bss

    ResponderEliminar