lunes, 14 de enero de 2013

Una tarde hermosísima

Hoy he tenido guardia en el hospital
Y.........
A ver ....os comento ......
Si vas a urgencias porque te cuesta respirar no te lleves al barrio entero .
Es mucho mejor que agarres tu medicación habitual ( si ,de la que solo te acuerdas que "son seis pastillas que van del rosa palo al rojo y no todas son redonditas ")y que te acompañe UN SOLO miembro de tu familia así será más fácil que la enfermera te encuentre en la habitación cuando vaya a sacarte sangre .

Que ingreses un Domingo no quiere decir que en hospital haya ambiente y sea un planazo para todos tus amigos y familiares ver como es la habitación y echar un vistazo a la residente .

Las enfermeras somos seres humanos que queremos tener vida y no podemos ;así que estamos súper estresadas y a veces tan cansadas que el brillito de los ojos no es del lápiz de Lancome sino de ganas de llorar .

Si decimos que la familia espere fuera para poder sondar al paciente , lo hacemos por el paciente y no os quedéis en las esquinas de la habitación mirando al techo .Os vemos .

Y nos encantaría poder cambiar las mandarinas por postres de chocolate Nestlé pero YA no hay posibilidad así que si lo sugerís nos recordáis cosas horribles y nos ponemos de muy mal humor .

Hoy mi tarde ha sido terrorífica . Pero mucho menos que la de los pacientes que hoy pasan allí la noche .
Sólo decir que si he sondado o cogido una vía a algún vecino o visita , lo siento ( es sólo tirar)
Yo ya no distinguía entre las sesenta personas de cada habitación .











37 comentarios:

  1. Somos del mismo gremio!!! Yo soy médica Cris! Y sé de lo que hablás... saturación y burn out a la orden del día! Me encanta lo que hago pero a veces pienso... por qué no venderé botones?... Besos
    PD: divinas las ilustraciones . De quién son?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pues ya sabes!
      Yo fantaseo con trabajar en Eurodisney vendiendo algodón de azúcar rosa o si tuviera mucha suerte haciendo de Cruella de Vill ....jajajaaaaaa
      Las ilustraciones puse en Google : nurses vintage porque si no pones vintage salen zorrones con liguero .
      Encima nuestro trajecito es "fantasía sexual"
      ¡Hay que joderse!

      Eliminar
    2. Me descojooo, jajajajaaaaaa

      Eliminar
  2. Jajaja. Uy, perdón. En realidad es penoso, pero como lo cuentas como si fuera una sitcom... :)
    Que tengas buen día. Que ya es lunes!

    ResponderEliminar
  3. Admiro tu trabajo porque con lo fácil que debe ser cargarse a alguien (dicho en tono jocoso)..tu aguantas como una campeona

    Alpaca se despide con:

    Es siempre demasiado pronto para renunciar.

    Autor : Norman Vincent Peale


    Mooogggaaaksrfff

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaaaa
      Nunca nadie se había atrevido a decir algo tan obvio e incorrecto de mi trabajo
      Jajajajaaaaaaaaaaaaaajjjjjjaaaaaaaa
      Eres muy valiente .
      Si , soy buena .
      Que si no ....

      Eliminar
  4. Te entiendo perfectamente. Yo desgraciadamente he pasado mucho tiempo de mi vida en un hospital y eso de ir a pasar la tarde del domingo allí no lo he entendido nunca. Por qué durante 8 meses nadie se ofreció a acompañar a mi madre entre semana teniendo en cuenta que yo tenía un hijo de 4 años y una niña de 2 aparte de mi trabajo? eso si los fines de semana se juntaban allí 20 personas. Así somos y veo difícil que cambiemos. Bueno Cristina vamos a empezar la semana de manera positiva que es lo mejor que podemos hacer. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es tremebundo .
      Ayer tuve que tomar tensiones a "vecinas" mareadas , cuando no tenía tiempo de atender a los "de verdad"

      Eliminar
  5. Todo eso y mucho más nos pasa en los turnos y guardias del hospital cada día pero siempre encantad@s de poder ayudar a nuestros pacientes cuando nos necesitan.

    ResponderEliminar
  6. Jaja! Tampoco es normal un ingreso a las 2 de la madrugada con tu hermana, cuñado, marido, hija, madre...porque te han operado de apendicitis y a la enfermera y a la auxiliar les debió parecer normal y la señora de al lado (yo), que estaba sola, porque cuando uno esta enfermo lo que necesita son buenos profesionales y no a la parentela, mordiéndose la lengua. En fin, lo mío es puntual, lo tuyo no...muuucha paciencia y sentido del humor...aunque a ti no te hace mucha falta :))

    ResponderEliminar
  7. me haces reír e indignarme a partes iguales, porque una cuando va a urgencias (a veces sola solísima) y se aguanta y espera su turno con educación y paciencia y procura no molestar más de lo necesario tal como nos han educado, resulta que ve cómo los profesionales sufren a toda esa gente y se queman, y una siente una gran solidaridad, y agradecimiento porque no nos manden a todos al carajo y se vayan a su casa a dormir, por ejemplo!
    besos y risas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué monaaaaaa!
      Oye ¿que hospital te toca?

      Nos encantan las pacientes que llegan solas y traen ¡un libro!
      Son lo mejor

      Eliminar
    2. lo reconozco, llego sola (o con Mr. A. que es muy discreto) y llevo un libro, ejem ejem,
      gracias!

      Eliminar
  8. Ay Cris de verdad ME CAE GORDA la gente pesada en los hospitales, que va como los gitanos que va toda la familia junta (y no es un comentario racista si no la verdad). Me parece de mala educación.
    COn que vaya una o dos personas suficientes. Que decimos a veces que las enfermeras son algo bordes pero es que hay veces que la gente se lo busca!!

    Hay que respetar más el trabajo de los demás. SIento que la noche no fuera muy bien, pero espero que el día de hoy te traiga cosas buenas :)

    Un besazo enorme linda!!


    Clu's Corner: Print animal...muy choni para vosotras?
    www.cluscorner.com

    ResponderEliminar
  9. je je, como decia mi abuela, ya veo que en todos lados cuecen habas, en murcia tambien pasa compi, cuando era jovenzuela me lo tomaba fatal y me enfadada muchisimo, con el tiempo he aprendido a tomarmelo de otra manera y curiosamente al final me va mucho mejor, no se si seran los años o este trabajo nuestro que te hace ser de otra manera

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta claro .
      Nuestro trabajo nos vuelve raritas .....
      Lo he pensado siempre

      Eliminar
  10. Pues yo estuve el otro día en tu hospital haciendo compañía a mi abuela y no sé cuál de las dos tenía menos ganas de estar allí. Eso sí, ella estaba ya sondada y todo, la enfermera ni me vio ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qué estuviste en mi hospital y no me fuiste a ver?
      Paula , cuando vuelvas mándame un correo ...y si necesitas algo para tu abuela también
      Mala

      Eliminar
    2. ¡a tu hospital voy mucho! (más de lo que me gustaría), es el hospital de toda la familia. Afortunadamente mi abuela se puso pronto enseguida, ya lo decía ella (y eso que tenía pancreatitis, maja). bss

      Eliminar
  11. Cuanta razón!! debe ser complicado lo que contás..
    Gajes del oficio!
    beso

    ResponderEliminar
  12. Debe ser un horror trabajar así,y además no se dan cuenta de que molestan a los demás enfermos?
    Incluso al suyo!!
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al suyo al que más .
      Si vieras a los abuelitos pedirnos bajito "que se vayan estos ya ....echarles por favor!
      Hay familias maravillosas , estoy hablando de las que no .
      Ayer una señora gruesa se sentó en una cama y casi le parte la pierna a su tía .
      Es que no puedo .
      Hace falta en el cole una asignatura que se llame : educación Sanitaria "Como ayudar DE VERDAD "

      Eliminar
  13. Madre del amor hermoso jamía la tarde que me perdí ayer a tu lado. Y yo mientras perdida por la nieve, aiiinsss!!!!!
    Horror me pruduce leer ésto y pensar que el martes entramos de noches.
    Nooooo!!!!!
    Yo quiero ser cabrera, como Heidi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu tarde igual que la mía .
      Las dos no encontrábamos algo

      Eliminar
  14. Tengo muchos amigos del gremio, así que sé que puede ser exasperante. No soporto entrar en un hospital, a pesar de ello, se me hace más agradable gracias a gente como tú.

    ResponderEliminar
  15. Yo soy anti hospitales!!!!!!!!!!!osea, no me gustan ni para mi, ni para los demás, y no me gusta nada ni que me den la lata ni darla yo...creo que son momentos en los que lo que menos te apetece muchas veces es tener ahí a gente que aunque lo hagan con toda su buena fé...no se dan cuenta de que no estás pa fiestas!!!!!!!!!!!!!asi que prefiero esperar a estar/estén en casa para hacer la visita.A no ser que sea algo extremadamente grave, claro está...
    UN besazoooooooooooooooooo y espero que el lunes haya ido mejor!;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Ves como eres lista?
      El lunes de lujo
      :D

      Eliminar
  16. Nooo, Cristina, eso sí que no!! Por favor, no nos vuelvas a tocar el currículum que nuestra situación es también cada vez más triste!!! Porque no quiero hablar, porque si abro la boca...

    ResponderEliminar
  17. ¡Ay qué razón tienes!Yo también soy enfermera y es cierto (te quedas corta, jeje). Una de las cosas que no aguanto cuando vas con el aparato de la tensión, de la glucemia y las visitas dejan caer que se las tomes a ellos, ¡por gusto vaya!, me da por dentro "un no se qué..." Pero es lo que hay ;)Un beso, M.Mar

    ResponderEliminar
  18. No tengo nada que ver con el gremio sanitario; pero, como a todos, me ha tocado tener familiares en hospitales. Y eso de las habitaciones compartidas da para hacer una tesis doctoral de sociología con las visitas que desfilan: la visita "confiancillas" que, como no tiene espacio alrededor de "su" enfermo, no sólo invade el territorio del otro sino que, además, se apoya en la barra de los pies de la cama; los familiares "no sin mi picnic", que invaden todo espacio libre con bolsas del súper; el autobús de línea del pueblo que se vacía enterito en la habitación; la visita "jacarandosa" que se pasa el rato desgranando su rosario de males particulares para "deleite" de los enfermos; la pareja "pasmarote" que se quedan ahí clavados, con cara de circunstancias esperando a que pase el rato de cumplido...

    Pero...por otro lado, están las visitas medicinales,esos acompañantes mágicos que llegan y se ponen a hablar de cosas cotidianas, como si, en vez en un hospital, estuviesen en el sofá de casa; los que hacen reir; los que le llevan al enfermo de contrabando el pan de su panadería de siempre, ese que le gusta (porque el del hospital no sabe tan bueno)...

    Un beso

    ResponderEliminar