jueves, 15 de septiembre de 2016

Merengues de café

Hoy, pasando por una pasteleria maravillosa, he visto un merengue de café precioso .
beige dorado como un abriguito suave de Max Mara.
He pasado de largo .
No puedo ser la tipica lerda que no puede reprimir el ir por la calle y meterse todos los dias en una pasteleria .
Y de repente he frenado en seco .
¿Por? 
¿ Y si me compensan esos gramos?
¿Y si no solo me compensan, sino que no me importan nada ?
Yaaa pero yo tengo que dar ejemplo de vida saludable ¡ si tengo a todos mis pacientes a dieta y son más delgados que yo ¡
¿Importa algo, algo de esto a alguien? 

Hay una caracteristica de las mujeres con la que no puedo, la tendencia irrefrenable a sentirnos culpables por todo ( otra es el victimismo) 
Asi que lo he pensado unos segundos y he dado marcha atrás ( iba a poner " taconeando con firmeza" que queda muy literario, pero no me quiero sentir culpable por ir en zapatillas ) 
Y el merengue y yo hemos sido un solo ser 
He sido muy feliz .
Pero no por lo rico que estaba, que también .
Si no  por estar más cerca de la mujer que quiero ser 
Y no es "gorda" ..





22 comentarios:

  1. Buenísimo.
    No me refiero al merengue, que también.
    Yo también quiero ser esa. Nada de culpabilidades ni de renunciar a lo que me apetece de verdad, que la vida son dos días.
    Y puede parecer contradictorio pero yo lo pienso cada vez que alguien me dice "qué fuerza de voluntad" por comerme una chirimoya o una tostada con aguacate: si para comer esto necesitase fuerza de voluntad, se lo iba a comer Rita!
    Eres muy sabia y yo la presidenta de tu club de fans, con el permiso de Blanca, claro. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaaa
      Se te nota muchísimo que no es fuerza de voluntad sino que la comida sana te pone :))))))
      Y la no sana
      Y montones de cosas .
      Eres la disfrutona numero uno .

      Eliminar
  2. Ay que risa lo de taconeando con firmeza !! Jajaja
    Yo víctima no, pero culpabilidad por comer, de eso tengo para dar y regalar.

    ResponderEliminar
  3. Ole con ole.
    Qué grande eres,he disfrutado esta entrada desde el primer renglón hasta el último.

    Por cierto...y en pidiendo disculpas si soy indiscreta...podría saberse el nombre de esa pastelería? es por pasar...y no precisamente de largo...
    :P

    Quedo a sus pies Miss Marple...
    ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me acuerdo del nombre ...,
      Cuando me coma otro te lo digo
      :D
      No creo que pase mucho tiempo ....

      Eliminar
  4. Para mí la comida es religión jajajajaja y yo estoy gorda pero de comer cosas ricas. La culpabilidad es una caca y como siempre me parece una reflexión muy acertada.
    Ya de paso te comento que a mí no me gusta el merengue, como soy una gorda profesional prefiero la nata. Pero cuando veo a alguien describir así un dulce me entran unas ganas tremendas de hornear algo delicioso para que engorde a mi salud. Si es que es para matarme, los dulces me gusta más cocinarlos que comerlos, yo prefiero un bocadillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres genial Ava .
      A mi tambien me pasa lo de las ganas de hornear cuando alguien describe un dulce con fruicción
      Jajaaa

      Eliminar
  5. Ayyy ese merengue cual abrigo de Max Mara!!!! Eres una poetisa!! jajajaja me encanta me encanta (el merengue, no, prefiero un bocata de choriqueso)

    ResponderEliminar
  6. La mujer que quieres ser ya lo eres. Disfrutona que no lo puedes evitar. Me encanta <3

    ResponderEliminar
  7. pedazo de descripción del tono perfecto 'café clarito' de los postres buenos y los abrigos lujosos!
    y cómo me gusta que nos volvamos disfrutonas! sin culpa! con mucho regodeo!!!
    besos

    ResponderEliminar
  8. La de tonterías impuestas que nos tragamos, para no disfrutar de lo IMPORTANTE... que básicamente es hacer lo que nos de la gana... que ya hay demasiadas obligaciones den el día a día..y a los merengues de chocolate mulliditos, nunca nunca hay que dejarlos solos...!!!!

    ResponderEliminar
  9. Q ni es gorda....por supuesto es feliz y libre,un saludo

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  11. Pues muy rebién que has hecho, sí señora. La culpabilidad nos la deben dar de serie a las mujeres, y ya esta bien.

    Enhorabuena

    ResponderEliminar